Cómo fue el feroz ataque de “Chucky”, el indigente que le pidió plata a una jubilada de 89 años y luego la violó

arresto ladrón jubilada la plata
«Chucky», el acusado, tras ser detenido por la Policía Bonaerense.

Ayer por la mañana, Lucas E., alias “Chucky”, de 26 años, se negó a declarar por el delito aberrante que le imputa el fiscal Martín Almirón, de la UFI N°2 de La Plata: robo, abuso con acceso carnal gravemente ultrajante. Su víctima: una anciana de 89 años, viuda, jubilada, vecina del barrio Hipódromo de la capital provincial.

No fue difícil su captura. Un vecino había llamado al 911 para delatarlo, otro lo vio deambular por la calle 120. Lo detuvieron a dos cuadras del hecho, mientras su víctima temblaba de pánico en su casa, herida con golpes superficiales. Le había robado también, un manojo de unos pocos pesos, menos de tres mil que llevaba consigo, y algunas pastillas que encontró.

“Chucky” se había preparado para atacar. La Bonaerense encontró un preservativo usado en la vereda de la casa de la jubilada, además de un envoltorio entre sus pertenencias, con una lata de cerveza, guantes de goma, un peine, un cepillo, una linterna.

No tenía su documento de identidad, pero le dijo su nombre y su número a la Policía, los cuales coinciden con registros consultados por este medio. Se lo veía sucio, su ropa ajada, zapatillas gastadas. Dijo estar en situación de calle, sin ningún domicilio asentado, aparentemente de origen porteño.

El dinero robado y las pertenencias incautadas a "Chucky".

Hoy, el fiscal Almirón logró formalizar su detención tras un pedido al juzgado de garantías del caso. Mientras tanto, su víctima, herida, regresó a su casa, asistida por un gabinete de psicólogos, con contención especial.

Las pruebas de Almirón son sólidas. No solo constan las heridas de los golpes que sufrió la jubilada. Está también el dinero robado, las declaraciones de vecinos que ubican a “Chucky” en el lugar, así como el preservativo, que podrá ser peritado. La víctima declaró cuando llegó la Policía, unas pocas palabras, lo que dijo fue escueto, pero suficiente: describió a su abusador, una descripción que coincide con su imagen, así como el ataque mismo.

“Chucky” no sorprendió a la víctima entrando por la fuerza a la casa, como trascendió en un primer momento. Según su relato, al que accedió Infobae, el acusado supuestamente tocó la puerta de la mujer para pedirle dinero.

La mujer accedió, le dio plata. Sin embargo, “Chucky” regresó, retuvo la puerta y golpeó a su víctima en la cara y en el cuerpo, para luego forzarla. La jubilada fue revisada por una médica. Las lesiones sexuales no pudieron ser determinadas, dada la avanzada edad de la víctima. Sin embargo, Almirón, según fuentes cercanas a la causa, considera el ataque como ampliamente probado.

El acusado fue fichado y se espera su registro de reincidencia. Por lo pronto, no tendría antecedentes penales. El nombre que le entregó a la Bonaerense no está vinculado a condenas en los últimos años en territorio porteño. Cómo “Chucky” llegó al Barrio Hipódromo es otro misterio también.

Mientras tanto, Almirón se prepara para continuar un turno policial agitado con su equipo, con doce detenidos y más de diez expedientes diarios en el territorio de La Plata.

Seguí leyendo:

Conmoción en Córdoba: policías mataron por la espalda a un menor y sospechan que plantaron un arma para incriminar a la víctima

Fuente: Infobae

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.