Con Lionel Messi de titular, Barcelona se mide al Athletic de Bilbao en la final de la Supercopa de España

Messi busca un nuevo título con el Barcelona (Reuters)
Messi busca un nuevo título con el Barcelona (Reuters) (VINCENT WEST/)

var opta_settings = {
subscription_id: «0ce911759cb7a972c7849a33fa0ba29d»,
language: «es_CO»,
timezone: «user»
};

var _optaParams = {
custID: «0ce911759cb7a972c7849a33fa0ba29d»,
language: «es_CO»,
timezone: -3,
callbacks: [OptaCustomv2AfterInitCallback]
};



El FC Barcelona y el Athletic de Bilbao se miden en el Estadio La Cartuja de Sevilla por la final de la Supercopa de España, después de que ambos superaran en las semifinales a la Real Sociedad y el Real Madrid respectivamente. Tras varios días de incertidumbre, Lionel Messi finalmente es titular en el equipo de Ronald Koeman, que buscará alzar su primer trofeo de la temporada.

Con el astro argentino disponible, el DT neerlandés eligió ponerlo de Falso 9 en cancha un 4-3-3, con Ousmane Dembélé a su derecha y Antoine Griezmann en la banda opuesta. Sergio Busquest, Frenkie De Jong y Pedri, en el habitual triángulo en la medular. Ese fue el esquema para combatir el 4-2-3-1 que dispuso Marcelino en el conjunto vasco.

Desde el inicio se vio que un Athletic bien plantado, dispuesto a ejercer una presión coordinada para intentar robar el balón cerca del área de Ter Stegen y usar el balón para atacar a espaldas de Jordi Alba. Mientras tanto, el Barça apegado a su guión de mucha movilidad en ofensiva pero sin encontrar fluidez.

Artículo en desarrollo…

PREVIA

Lionel Messi, quien no estuvo presente ante los Txuri-urdines por molestias musculares, finalmente juega desde el comienzo. “Tenemos la esperanza de que pueda estar”, había comentado este sábado el técnico azulgrana. “La última palabra la tiene el jugador mismo y vamos a esperar a mañana por la mañana cuando hayamos entrenado y tengamos la reacción de su cuerpo”, añadió. Cabe remarcar que el argentino no se pierde una final con el Barça desde diciembre de 2006.

El resto del equipo sale prácticamente de memoria con Marc André Ter-Stegen como el as bajo los tres palos, y el uruguayo Ronald Araujo y el francés Clement Lenglet como los principales centrales en un esquema táctico ya conocido por el equipo: 4-3-3. Los laterales son Sergiño Dest y Jordi Alba.

En la delantera, junto a Messi se ubican Ousmane Dembelé por la banda derecha y Antoine Griezmann por la otra, aunque se espera que enroque constantemente con el argentino que en la planilla inicial aparece como falso 9. En el medio se paran Pedri, Busquets y De Jong.

El último antecedente fue 3 a 2 para el Barcelona sobre el Bilbao (Infobae)

Los vascos, en tanto, apuestan nuevamente al talento goleador de Raúl García, quien demostró contra el Real Madrid que a pesar de tener 34 años y ser un habitual mediocampista puede adaptarse fácilmente al ataque. Cabe recordar que fue el autor de los dos goles en la victoria ante el conjunto merengue por 2-1.

A su lado esta otro gran artillero como lo es Iñaki Williams, quien ya sabe lo que es marcarle al Barcelona después de hacerlo recientemente por liga, cuando abrió el marcador a los tres minutos en lo que terminó siendo un triunfo azulgrana por 3-2.

“Sería maravilloso ganar este título y, además, ganarlo ganando al Real Madrid y al Barcelona”, afirmó el entrenador Marcelino, tras dejar afuera de la Copa a los dirigidos por Zinedine Zidane.

Si bien no se dio el Super Clásico que muchos deseaban entre el Barcelona y el Real Madrid, éste duelo también cuenta con una historia particular que lo pone a la altura de una prometedora final: rojiblancos y azulgranas se cruzarán por decimotercera ocasión en su historia en un partido decisivo por un título, tres de ellos en la Supercopa (1983 y 2009 para los culé y 2015 para el Bilbao).

Las nueves finales restantes entre vascos y catalanes corresponden a la competición de Copa, con triunfos para el Athletic en los años 1902, 1932 y 1984 y para el Barcelona en 1920, 1942, 1953, 2009, 2012 y 2015.

Para el conjunto rojiblanco la de Sevilla será la octava final para la que se ha clasificado en los últimos once años, lográndolo además con cinco técnicos distintos, el último de ellos el recién llegado Marcelino García.

Antes que el asturiano, lo consiguieron Joaquín Caparrós (Copa y Supercopa 2009), Marcelo Bielsa (Copa y Liga Europa 2012), Ernesto Valverde (Copa y Supercopa 2015) y Gaizka Garitano, este último para la Copa de 2020 aún pendiente de disputarse entre el Athletic y la Real Sociedad.

FORMACIONES:

ESTADIO: La Cartuja de Sevilla

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Koeman mantuvo en duda a Messi para la Supercopa: “La última palabra siempre la tendrá el jugador”

Una final especial para Lionel Messi: entre las dudas por su lesión y el posible último trofeo con el Barcelona

Máxima tensión en el Tottenham: se filtró una amenaza de Mourinho a Gareth Bale en un entrenamiento

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.