En pleno pico de la pandemia, ahora los porteños apuran el regreso del fútbol

¿Será la cuenta regresiva final? A 48 horas de la reunión clave entre Salud y AFA, donde se podría definir la vueltas a los entrenamientos, el ala política también hace su apuesta.
Es que después de dos suspensiones por los rebrotes de los contagiados por el coronavirus y la postura del presidente Alberto Fernández, en consonancia con el técnico millonario Marcelo Gallardo, de no apurar el retorno a los entrenamientos, el centro futbolístico del país muestra señales.
Así, cabe recordar que mañana martes los ministros de Salud Ginés González García, de Deportes, Matías Lammens y el titular de la AFA, Claudio Tapia se reunirán en Casa de Gobierno para definir si la pelota vuelve a rodar en todo el país, primero con la principales categorías.
Si bien se habló que la vuelta se concretaría a mediados de julio y después pasó para hoy, 3 de agosto, una nueva suspensión llevó la apertura para el próximo lunes 10, algo que no está confirmado.
Pero ahora se abrió otro frente de batalla, o de presión, el vicejefe de Gobierno de la Ciudad, Diego Santilli, dijo que no van a ponerle trabas a la vuelta a los entrenamientos.
Hijo de un expresidente de River, y actual mano derecha de Horacio Rodríguez Larreta, dejó claro que sin importar cuál sea su posición personal la Ciudad “va a acompañar” cualquier decisión que se tome en la reunión tripartita.
“La Ciudad ya tomó una decisión respecto a deportistas olímpicos que se tienen que preparar de aquí a un año, ahí acompañamos la decisión del ministro Matías Lammens. El Seven de rugby se entrenó en el KDT de la Ciudad de Buenos Aires y otros tantos deportistas lo hicieron en el Cenard. Con lo cual nosotros estamos predispuestos y preparados para acompañar, con todos los protocolos que sean necesarios, e ir por etapas: podemos empezar con los equipos que juegan la Copa, que tienen una preparación previa, y después continuar con el resto”, dijo.
Y, en consonancia, desde el mismo sector político, Fernán Quirós, ministro de Salud porteño, aseguró que las prácticas de los equipos del fútbol argentino estarían en condiciones de reanudarse sin problemas, siempre y cuando sea en grupos reducidos para evitar la posibilidad de contagios.
“Perfectamente pueden empezar los entrenamientos sin ser grupales”, manifestó.
Quirós también afirmó que los equipos “necesitan mínimo un mes o un mes y medio” de preparación antes de retomar la competencia, para cuidar el físico de sus futbolistas.
¿Cuál es la razón del cambio? Le permitiría a Boca, River, Racing, Defensa y Justicia y Tigre, equipos involucrados en la Libertadores, tener 39 días de entrenamiento previo al reinicio de la competencia, que Conmebol dispuso para el 17 de septiembre.

 

Fuente: El Tribuno

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.