“Fortnite”: un oasis para la industria musical durante la pandemia

La industria de la música y la de los videojuegos siempre estuvieron conectadas. Sobran los ejemplos a lo largo de los años que demuestran una comunión imprescindible. Con un presente de pandemia, aislamiento social y “nueva normalidad”, lo que está llevando a cabo Fortnite, y lo que planean para un futuro tanto los desarrolladores del videojuego como otras empresas afines, resulta esencial y muestra un vistazo a cómo serán los conciertos del mañana o una nueva manera de disfrutar la música.

En los últimos 10 días se realizó una “Party Royale”, una fiesta dentro del videojuego Fortnite donde tocaron Diplo, Young Thug y Noah Cyrus, un nuevo evento que mezcla ambas industrias y expone una nueva alianza que muestra cómo será el futuro de ambos entretenimientos. En ese sentido, la gira Astronomical, que realizó Travis Scott entre el 23 y el 25 de abril, marcó un antes y un después tanto en producción como en audiencia. Los cinco recitales fueron vistos por más de 27,7 millones de usuarios únicos. Pero esto se trata nada más que del comienzo de una forma de realizar conciertos.

Según informó recientemente la web Music Business Worldwide, Sony Music está reclutando un equipo entero de técnicos, especialistas en Unreal Engine (el motor de juego de Epic con el que está hecho Fortnite, entre otros), que se dedicarán a reimaginar la música a través de medios interactivos. Epic Games, en tanto, se encuentra desarrollando el Unreal Engine 5, con el que, en el 2021, buscan alcanzar una calidad de imagen fotorrealista para mejorar la experiencia en la audiencia. Cabe destacar que las presentaciones de Diplo y Travis Scott fueron diferentes: mientras el DJ apareció en persona con su set, el rapero estadounidense surgió como un avatar gigante adaptado dentro del videojuego.

Esta gira marca un hito en lo que será el futuro de las industrias musical y del gaming.
Astronomical, el evento de Travis Scott en Fortnite, superó los 27 millones de jugadores activos.

Quien vio oportunidad de esta asociación, y actuó al respecto, es la compañía china Tencent Holdings. El gigante asiático de internet adquirió el 40% de Epic Games en el 2012 -cinco años antes de que irrumpiera en el mercado Fortnite- por tan solo 330 millones de dólares, un negocio que terminó resultando una éxito total y absoluto, teniendo en cuenta lo que recaudó, y continúa recaudando, el battle royale de Epic. Además, a principios de este año, Tencent compró el 10% de Universal Music Group -la compañía que posee más derechos de autor en todo el mundo-, con la posibilidad de estirar ese porcentaje a un 20%.

Pero eso no es todo, porque Epic adquirió la aplicación HouseParty (y también a su desarrolladora Life on Air), una app dedicada a las llamadas grupales que se convirtió en furor absoluto durante la pandemia, y a 3Lateral, una de las principales desarrolladoras mundiales en la digitalización de personas y movimientos humanos. Así, la asociación Tencent-Epic Games-Universal Music Group-3Lateral va tomando otro color a la luz de los hechos más recientes. Ahí está, sin dudas, el futuro tanto de la industria musical como el de los videojuegos.

La idea del negocio es bastante simple y, en este caso, queda dentro del mismo conglomerado de empresas, donde Tencent Holdings supervisa todo. 3Lateral transforma a los músicos en personajes digitales (como fue el caso de Travis Scott en Astronomical, por ejemplo); Universal Music Group, por su parte, aporta los derechos de autor de sus artistas y obras; mientras que Epic Games suma toda su tecnología, Unreal Engine, y Fortnite, el espacio donde se visualizan los conciertos, un lugar al que pueden ingresar millones de personas alrededor del mundo. Así queda configurada una nueva forma de ofrecer contenidos interactivos, multimediales y realistas.

Está claro que otras empresas pueden hacer lo propio, pero, en este caso, todos los involucrados forman parte de un mismo exitoso conglomerado. A la vez, también se hacen evidentes algunos problemas que se deberán resolver con el correr de los meses: los servidores no soportan tantos usuarios a la vez; muchos artistas quieren tener su oportunidad en los videojuegos, pero no hay tantas plataformas que puedan soportar conciertos en vivo.

Pero la apuesta de Epic Games (y sus empresas asociadas) no se ciñe únicamente a la música. El 21 de mayo presentaron un tráiler de Tenet, la nueva película del reconocido director Christopher Nolan, y el 26 de junio proyectaron tres de las más importantes producciones del mismo creador (El Origen, Batman Inicia y El Gran Truco). Además, para apoyar al movimiento Black Lives Matter, Fortnite decidió transmitir We The People: una serie de entrevistas que promueven el diálogo en torno al debate racial en Estados Unidos.

En tiempos de aislamiento social y coronavirus, algunas industrias, sobre todo la musical, buscan recobrar la importancia -y los ingresos- que tenían en la era pre-covid19. La forma de lograrlo, pensando en la “nueva normalidad” que se avecina, es asociarse con empresas y formatos que ya probaron su exito, incluso durante la cuarentena. Los primeros en dar ese paso inicial son Epic Games, Sony Music y Tencent, entre otros. El futuro llegó y, evidentemente, viene de la mano de los videojuegos.

$(document).ready(function () { var cX = window.cX = window.cX || {}; cX.callQueue = cX.callQueue || []; cX.CCE = cX.CCE || {}; cX.CCE.callQueue = cX.CCE.callQueue || []; cX.setSiteId(’1133924222409750064′); cX.CCE.sendPageViewEvent(); cX.CCE.run({ widgetId: ‘0fe1b76a9875b6997ed22a4dde2f2ea053b070ae’, targetElementId: ‘cx_0fe1b76a9875b6997ed22a4dde2f2ea053b070ae’ }); });

Fuente: Infobae

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.