Horas decisivas para los jueces destituidos

Un viejo axioma indica que la mejor manera de unir a la Corte Suprema de Justicia es atacándola, ya sea porque la aprietan en público o porque simplemente la detestan. El gobierno de Alberto Fernández cumplió acabadamente en los últimos días con esos requisitos para abroquelar al máximo tribunal de justicia del país. La gestión no solo fue impolítica, sino también inoportuna. Los cinco jueces supremos trabajan este fin de semana en la redacción de sus posiciones sobre la situación de los tres jueces destituidos por el cristinismo con la complicidad previa del gobierno albertista. Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, los magistrados que juzgaron o juzgarán Cristina Kirchner, están de licencia hasta mañana. La intención de la Corte es conseguir una mayoría en los próximos días para resolver la situación de esos jueces maltratados por el oficialismo. Se propuso terminar con el tema, que ya provocó la protesta social durante varios banderazos, en la semana que se inicia. La pregunta que nadie puede responder es si logrará alcanzar la mayoría en las próximas horas. La fecha de culminación de la licencia de los tres jueces no es, sin embargo, un obstáculo o un límite; esa licencia podría prorrogarse.

Fuente: POLÍTICA | https://www.lanacion.com.ar/

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.