Imputaron a “Los intocables”, personal del Registro Civil y un permisionario por la venta de actas

La fiscala de la Unidad de Delitos Económicos Complejos, Ana Inés Salinas Odorisio imputó este viernes por los delitos de fraude en perjuicio de la administración pública y concusión -en un número indeterminado de hechos-, en concurso real y en calidad de coautores a Marcelo Gerardo Romero, Aldo Daniel Gómez y Mauro Cristóbal Paz, José Antonio Daruich y en carácter de partícipe necesario, a José Waldo Mercado. También fueron imputados provisionalmente por el delito de asociación ilícita en concurso real y a título de autores.

Según consta en el decreto de imputación, Mercado, quien se
desempeñaba como permisionario (cobrador de estacionamiento medido), procedió a
captar en la vía pública, a un número indeterminado de personas y les solicitó dinero,
para que a través de funcionarios del Registro del Registro del Estado Civil y
Capacidad de las Personas, en calle Almirante Brown Nº 160, se realice el
trámite de obtención de actas de ese organismo.

Así, lo imputados Romero, Gómez, Paz y Daruich, abusando de
la función desempeñada como funcionarios públicos del Registro Civil y actuando
en connivencia con el imputado Mercado, expidieron instrumentos del Registro
Civil con la leyenda “trámite oficial”. Todo ello, sin abonar los tributos para
el trámite, lo que generó un importante perjuicio patrimonial a la Hacienda
Provincial.

La fiscala también los imputó provisionalmente por el delito
de asociación ilícita en concurso real y a título de autores, por haber formado
parte de una organización con división de tareas, con permanencia y de manera
organizada, encaminados a cometer indeterminados hechos ilícitos en contra de
la Administración Pública Provincial

La intervención de la Unidad Fiscal de Delitos Económicos
Complejos, inició a partir de la denuncia de una funcionaria del Registro Civil,
quien tomó conocimiento que personas desconocidas se estarían beneficiando con
la venta no autorizada de actas de nacimiento, matrimonio y otra documentación.
Además, los documentos se comercializaban en negocios no autorizados, colindantes
al edificio del Registro Civil. Una fotocopiadora fue uno de los comercios
apuntados y a su vez, habría cobrado una tasa, cuando el acta que se entrega
podría estar siendo proporcionada por personal del Registro Civil con sello de
trámite oficial (es decir, un trámite sin arancel) o con un valor menor al
cobrado. A la investigación se agregó la denuncia radicada el 25 de marzo
pasado, por la directora General del Registro del Estado Civil y Capacidad de las
Personas, María Verónica Saicha Ibáñez.

En algunos de los casos advertidos durante la investigación,
por ejemplo, una mujer pagó $1500 (mil quinientos pesos) por dos actas de
nacimiento, cuando el costo real de la expedición de los actas online de nacimiento,
matrimonio, defunción, divorcio y otras, tienen un costo de $ 250 (doscientos
cincuenta pesos); y de $ 117,17 (ciento diecisiete con diecisiete centavos
pesos) cuando se tramitan en forma presencial.

Según se advirtió de las tareas de vigilancia desplegadas
por la División de Investigaciones y Criminología del CIF, en promedio, en un
día de vigilancia, el permisionario entregó de 10 a 15 actas, a un costo de 520
pesos cada una.

También se supo que a los abogados Romero y Gómez, se los
denominaba “Los intocables”. El primero, se desempeñaba como subdirector del Registro
Civil, y el segundo, como asesor jurídico, mientras que Paz y Daruich, eran personal
de la oficina de Archivo del Registro Civil. Ello permitió establecer que no
solo por la función que desempeñaron sino el rol que cumplió cada uno de ellos
en las actividades ilícitas y defraudatorias que tienen como damnificado al
Estado Provincial y a los ciudadanos que abonan aranceles exigidos fuera de las
tasas previstas, obteniendo de este modo un beneficio económico para sí,
mediando la captación de los civiles a través de la intervención de un
permisionario, que a sabiendas del origen ilícito actuó como nexo para obtener
las partidas (nacimiento, matrimonio y defunción), a cambio de montos
discrecionales que luego entrega a los funcionarios provinciales.

Todos los imputados declararon, pero no aceptaron preguntas y siguen detenidos.

Fuente: POLICIALES | http://www.fiscalespenalesalta.gob.ar

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.