Indonesia informó que el submarino desaparecido en Bali naufragó: hallaron restos y aseguraron que no hay esperanza para las 53 personas a bordo

Las autoridades confirmaron que el submarino desparecido en las costas de Bali con 53 personas a bordo el pasado miércoles naufragó (EFE/EPA/INDONESIAN NAVY)
Las autoridades confirmaron que el submarino desparecido en las costas de Bali con 53 personas a bordo el pasado miércoles naufragó (EFE/EPA/INDONESIAN NAVY) (EFEM0353/)

Las autoridades indonesias confirmaron este sábado que el submarino desparecido en las costas de Bali con 53 personas a bordo el pasado miércoles naufragó, después de haber encontrado restos del aparato.

Basándonos en elementos que hemos encontrado y que proceden del ‘KRI Nanggala’ hemos cambiado la situación del submarino de ‘desaparecido’ a ‘hundido’”, dijo Yudo Margono, portavoz de la Marina indonesia, en una rueda de prensa.

Los importantes efectivos militares de rescate desplegados hallaron restos del submarino y objetos del interior del aparato.

La Marina estima que la tripulación tenía oxígeno para sobrevivir 72 horas en caso de un fallo eléctrico y ese plazo terminó el sábado temprano, lo que torna muy improbable que haya supervivientes.

Además, en la zona donde naufragó el submarino se detectó una mancha de petróleo, lo que hace pensar en que el depósito se rompió, es decir, hubo un problema técnico en el aparato.

Las autoridades militares anunciaron que el sumergible podría haberse hundido a unos 700 metros, una profundidad más importante que la que podía resistir este submarino, fabricado hace 40 años.

El ‘KRI Nanggala 402’, hecho en Alemania, pidió autorización para sumergirse dentro de unas maniobras militares que estaba realizando y desapareció.

Estados Unidos envió un equipo de rescate para ayudar a encontrarlo y Australia también desplazó dos navíos a la zona.

El accidente evoca otras tragedias como la del sumergible de la Armada argentina “ARA San Juan”, con 44 tripulantes, que desapareció en 2017 y fue encontrado un año después, así como el grave accidente del nuclear ruso “Kursk”, con 118 fallecidos.

LOS ACCIDENTES MÁS GRAVES EN DOS DÉCADAS

9 febrero 2001. El submarino nuclear estadounidense USS Greenville colisionó con el buque-escuela japonés Ehime Maru cuando subía a la superficie frente a las costas de Hawai. En el accidente murieron nueve tripulantes japoneses.

2 mayo 2003. Mueren setenta tripulantes del submarino chino de propulsión convencional, en uno de los peores desastres navales del país. El accidente se produjo cuando realizaba unas maniobras militares en aguas del Mar Amarillo, al este de las islas de Neichangshan (situadas frente a las costas de la provincia oriental de Shandong).

30 agosto 2003. Hundimiento del submarino nuclear ruso “K-159” durante una tormenta en aguas del mar de Barents, a una profundidad de 170 metros y con diez personas a bordo, de las que una fue rescatada con vida.

8 enero 2005. Fallece un tripulante y otros veinte resultan heridos a encallar el submarino nuclear estadounidense USS San Francisco a unos 560 kilómetros al sur de la isla de Guam en el Océano Pacífico. Guan es un territorio estadounidense ubicado a unos 6.000 kilómetros al suroeste de la isla de Hawai.

7 septiembre 2006. Dos marinos mueren en un incendio en el submarino nuclear “Daniil Moskovski” de la Flota rusa del Mar del Norte. Al parecer no hubo contaminación, pues el reactor fue apagado por los sistemas de protección.

8 noviembre 2008. Veinte muertos y 22 heridos en un submarino nuclear de la Flota rusa del Pacífico durante unas pruebas marítimas en sus aguas. Un marinero activó por error el sistema de extinción de incendios, que liberó gas freón causando la muerte de seis soldados y 14 trabajadores de unos astilleros.

18 agosto 2013. Dieciocho marineros fallecen en una explosión ocurrida en un submarino militar indio llamado INS Sindhurakshak.

15 noviembre 2017. Se pierde el contacto con el submarino de la Armada argentina ARA San Juan, con 44 tripulantes. La búsqueda se inicia con un vehículo subacuático a unas 240 millas (445 kilómetros) de la costa de la península Valdés, donde se tuvo el último contacto. Había partido el día 13 desde el puerto de Ushuaia y se dirigía a su base en Mar del Plata. El día 18, se detectaron desde el submarino 7 llamadas satelitales sin establecerse contacto a distintas bases. Los restos fueron localizados justo un año después de hundirse a 907 metros de profundidad.

1 julio 2019. Fallecen 14 marinos rusos en el incendio del submarino nuclear AS-12, conocido por “Losharik”, capaz de sumergirse hasta 6.000 metros. El accidente se produjo en el mar de Barents, en el noroeste Rusia, y las muertes fueron por intoxicación con monóxido de carbono. La unidad nuclear no quedó afectada, según anunció el ministro de Defensa.

(Con información de AFP y EFE)

SEGUIR LEYENDO:

Se disipa la esperanza de rescatar a la tripulación del submarino de Indonesia: tras tres días desaparecido se estima que la reserva de oxígeno se agotó

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.