Las medidas preventivas contra el coronavirus resultan la llave fundamental para enfrentar la pandemia

Personas junto a una señal de distanciamiento social contra el coronavirus en Nueva Zelanda (REUTERS/Fiona Goodal)
Personas junto a una señal de distanciamiento social contra el coronavirus en Nueva Zelanda (REUTERS/Fiona Goodal) (FIONA GOODALL/)

La pandemia de COVID-19 ha afectado a más de 100 países en cuestión de semanas, en ese marco, la respuesta de las personas al distanciamiento social ha sido incierta. En un nuevo estudio, se evaluó la influencia de las fuentes de información (formales e informales) en la conciencia situacional del público para adoptar conductas de protección de la salud como el distanciamiento social. Los resultados sugieren que las fuentes de información, formales e informales se relacionaron significativamente con la comprensión percibida.

Los resultados también indican que el distanciamiento social está significativamente influenciado por la conciencia situacional. Por lo tanto, se puede concluir que un aumento en la conciencia de la situación en tiempos de crisis de salud pública utilizando fuentes de información formales puede aumentar significativamente la adopción de conductas de protección de la salud y, a su vez, contener la propagación de enfermedades infecciosas.

En respuesta a la epidemia, los funcionarios tomaron medidas adicionales para controlar la transmisión comunitaria de COVID-19. Las medidas importantes que se tomaron incluyeron la cuarentena, instando al público sano a auto-aislarse y practicar estrategias de distanciamiento social para evitar la infección.

Las fuerzas policiales belgas dispersan a los jóvenes reunidos en el parque Bois de la Cambre/Ter Kamerenbos para una fiesta que desafía las medidas y restricciones de distanciamiento social de la enfermedad del coronavirus de Bélgica, en Bruselas, Bélgica (REUTERS/Clement Rossignol)
Las fuerzas policiales belgas dispersan a los jóvenes reunidos en el parque Bois de la Cambre/Ter Kamerenbos para una fiesta que desafía las medidas y restricciones de distanciamiento social de la enfermedad del coronavirus de Bélgica, en Bruselas, Bélgica (REUTERS/Clement Rossignol) (CLEMENT ROSSIGNOL/)

Las fuentes formales (periódicos, comunicados de prensa y mensajes educativos) e informales (redes sociales, reseñas en línea, opiniones de familiares y compañeros) de información juegan un papel importante en la mejora de la conciencia situacional en tiempos de emergencias de salud pública – explica Atika Qazi, autor principa del estudio y profesional perteneciente al Centro de aprendizaje permanente, Universiti Brunei -. Mantener el conocimiento de la situación forma parte de la percepción que se basa en estas fuentes de información. El manejo efectivo y oportuno de las infecciones depende en gran medida del comportamiento de distanciamiento social; la percepción juega un papel vital en la adopción de una respuesta conductual protectora”.

En este estudio, han utilizado la teoría de la conciencia situacional (SAT) junto con la del comportamiento planificado (TPB). El modelo de Endsley describe SA en tres niveles: percepción que constituye la base de SA; la información percibida, es decir, la comprensión es el segundo nivel y la proyección es el tercer nivel. Esta teoría ha sido utilizada por investigadores para aumentar la conciencia sobre el manejo de emergencias en la atención de la salud. TBP no tiene en cuenta el efecto de la conciencia social sobre las enfermedades infecciosas. Por lo tanto, cuando esta teoría se ha utilizado para los marcos teóricos de cambio de comportamiento existentes, que se han adaptado para la predicción del cambio relacionado con la salud en las enfermedades crónicas y no transmisibles, falta un modelo integral de comportamiento protector contra las enfermedades infecciosas basado en pruebas amenaza.

El SAT se ha utilizado anteriormente durante la epidemia del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) por grupos de investigación para informar sobre la percepción pública del SRAS fuera de la región afectada. Los estudios llevados a cabo en la fase inicial del brote informaron una SA más baja, es decir, 9% -30%; sin embargo, a medida que la información se generalizó, estudios posteriores informaron una mayor conciencia entre las masas.

Personas mantienen distancia social mientras esperan para hacerse una prueba de detección del coronavirus afuera de un laboratorio en Tegucigalpa, Honduras (REUTERS/Jorge Cabrera)
Personas mantienen distancia social mientras esperan para hacerse una prueba de detección del coronavirus afuera de un laboratorio en Tegucigalpa, Honduras (REUTERS/Jorge Cabrera) (Jorge Cabrera/)

Quién dice lo que dice

En esta investigación se estudió un modelo hipotético que evaluó el efecto de fuentes de información formales e informales sobre la conciencia situacional (comprensión percibida) y finalmente la adopción de conductas protectoras (distanciamiento social). Los resultados obtenidos sugieren que las fuentes de información tanto formales como informales afectan la conciencia situacional en HPB, es decir, el distanciamiento social. Los hallazgos de este estudio son consistentes con los informes anteriores que han sugerido que HPB está directamente relacionado con el conocimiento de la situación durante una emergencia de salud pública.

Al comparar la confianza del público en general en las fuentes de información, se reveló que la confianza en las fuentes formales es levemente mayor en comparación con las fuentes informales. Además, otro resultado de este estudio, es decir, la conciencia de la situación afecta la adopción de un comportamiento de distanciamiento social que también es consistente con las encuestas reportadas anteriormente realizadas para evaluar el efecto de las fuentes de información formal sobre la adopción de HPB durante la pandemia de influenza A/H1N1 2009. Otro estudio indicó de que la información de fuentes de medios de comunicación aumenta la adopción de hábitos de higiene que condujo a un mayor uso de tejidos y desinfectante entre las masas británicas durante la gripe porcina endémica.

El modelo desarrollado en este estudio sugirió que el distanciamiento social no está vinculado con mensajes formales. Este resultado respalda el hecho de que se adopta el distanciamiento social cuando la percepción de una amenaza para la salud es alta. Otro estudio sugiere que cuando los amigos y compañeros se comportan de manera responsable, una persona también adopta un comportamiento protector. Sin embargo, las señales mixtas del entorno social llevaron a la disminución de la utilidad de las fuentes informales de información. Este comportamiento es común en la propagación temprana de la epidemia y la conciencia aumenta con los avances en la transmisión de la infección, lo que finalmente conduce a la adopción generalizada de HPB.

Los investigadores aplicaron la teoría de la conciencia situacional (SAT) junto con la del comportamiento planificado (TPB) (REUTERS/Toby Melville)
Los investigadores aplicaron la teoría de la conciencia situacional (SAT) junto con la del comportamiento planificado (TPB) (REUTERS/Toby Melville) (Toby Melville/)

Sin embargo, solo un aumento en las fuentes de información formales condujo a una mayor adopción de HPB como una buena opción para mantenerse a salvo de la contaminación viral. Por el contrario, la práctica del distanciamiento social requiere una actividad de educación pública constante. Las diferentes divisiones de poblaciones comparten información diversa en sus círculos.

El análisis de sentimientos realizado en las respuestas recopiladas a través de preguntas abiertas sugiere que las personas no están muy preocupadas por evitar las reuniones masivas y adoptar prácticas de distanciamiento social; sin embargo, cuando están influenciados por herramientas informativas, tienden a adoptar HPB para evitar adquirir cualquier infección.

El brote de cualquier agente infeccioso emergente conduce al surgimiento de situaciones dinámicas e inciertas; por lo tanto, estas emergencias necesitan una respuesta rápida y adecuada -explica el especialista-. Esto implica que el comportamiento de protección de la salud en caso de enfermedades infecciosas emergentes es más probable que dependa de respuestas situacionales que tengan en cuenta acciones preventivas conocidas como el distanciamiento social en lugar de utilizar una respuesta basada en la intención como la decisión de visitar a un médico.

El modelo desarrollado en este estudio sugirió que el distanciamiento social no está vinculado con mensajes formales (Stina Stjernkvist/TT News Agency/vía REUTERS)
El modelo desarrollado en este estudio sugirió que el distanciamiento social no está vinculado con mensajes formales (Stina Stjernkvist/TT News Agency/vía REUTERS) (TT NEWS AGENCY/)

El mundo se enfrenta a una pandemia grave de COVID-19 -concluye Qazi-; esto requiere un conocimiento de la situación para la adopción de prácticas de protección de la atención de la salud. Creemos que las variables estudiadas tienen sustento teórico y lógico por su potencial importancia en el contexto de COVID-19. Nuestros hallazgos sugieren que diferentes fuentes de información (formales e informales) influyen en el conocimiento de la situación.

Los hallazgos sugieren que las fuentes de información formales están asociadas con un mayor cumplimiento de las medidas preventivas; sin embargo, es posible que las fuentes informales de información no ayuden mucho hasta que la comunidad adopte fácilmente los comportamientos preventivos. Finalmente, las prácticas de distanciamiento social pueden incrementarse aumentando la conciencia sobre COVID-19 a través de fuentes de información confiables”.

La especialista Julie Posetti de la Unesco produjo un documento centrado en la valoración de un discurso formal para obtener consecuencias acertivas en la población. En él indica que “el acceso a información confiable y precisa es fundamental en todos los momentos, pero durante una crisis como la actual pandemia de COVID-19, puede ser una cuestión de vida o muerte”.

SEGUIR LEYENDO:

A cuántos metros se debería extender el distanciamiento social para evitar el contagio

El distanciamiento social ya existía en la naturaleza para evitar enfermedades

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.