Llegó el frío y las ventanillas de los colectivos de Saeta se volvieron a cerrar

Luego de varios días de tiempo agradable, el frío volvió a la ciudad y esto cambió las formas de viajar en colectivo. 

Este domingo, con un notable descenso de temperaturas, los pasajeros que utilizan el servicio de transporte público viajaron con las ventanillas cerradas, todo lo contrario a lo que sucedió en las jornadas anteriores.

Esto implica un mayor riesgo de contagio de coronavirus, si no se aplican los protocolos como corresponde: el uso de barbijo, la distancia social y el uso de alcohol en gel.

Las imágenes se replicaron en cada unidad de Saeta, donde los usuarios optaron por no abrir las ventanillas para no sentir frío.

El presidente de Saeta, Claudio Mohr, había advertido días pasados que con la llegada de los días más fríos recién van a poder hacer una evaluación y realmente ver como es el comportamiento de los usuarios.

“Yo prefiero pedirle a la gente que se abrigue un poco más a que tengan que estar aislados o internados. Siempre hay más alternativas y la suma de pequeñas actitudes individuales lleva a mayores beneficios”, insistió Mohr en diálogo con El Tribuno.

Saeta tienen en sus ventanas una calcomanía que dice: “En pandemia, mantengamos las ventanillas abiertas”. Esta campaña va en consonancia con las distintas medidas de prevención contra el coronavirus habilitadas en las unidades de colectivos.

Lo que se busca, es resaltar la importancia de mantener la ventilación en las unidades, uno de los puntos principales para garantizar la bioseguridad del transporte urbano de pasajeros.

Por otro lado, Damián Ramajo y Santiago Corzo, dos especialistas del Centro de Investigación de Métodos Computacionales del Conicet y de la Universidad Nacional del Litoral, realizaron un trabajo digitalizado sobre cómo podrían esparcirse las partículas cuando una persona respira, habla, tose o estornuda dentro de un colectivo.

En el informe, se aclara que la capacidad de propagación del virus dependerá de diversos factores, pero la simulación demuestra que las condiciones sanitarias se pueden preservar cuando los protocolos se cumplen. 
 

 

 

 

VER DE NUEVO

 

 

Fuente: SALTA | http://www.eltribuno.info

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.