Racing – Independiente. Un penal que no fue, insultos y un intento de agresión al árbitro en un partido a puertas cerradas: el otro clásico de Avellaneda

Vigliano vio falta en una caída de Maggi y Racing superó a Independiente con un tanto de Copetti; Silvio Romero siente que hay una mano negra; amenazas en el vestuario del juez

Fuente: DEPORTES | https://www.lanacion.com.ar/

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.