Reinstauran en California ley de revisión de antecedentes

SAN FRANCISCO (AP) — Una corte de apelaciones reinstauró una ley en California que hace obligatorias la revisiones de antecedentes para las personas que desean comprar munición, revirtiendo el fallo de un juez federal que había suspendido ese requisito con el argumento de que violaba el derecho constitucional a poseer armas.

La Corte de Apelaciones del 9no Circuito emitió el viernes su decisión en conformidad con la solicitud del fiscal estatal de suspender la orden del juez.

“Esto significa que las mismas restricciones sobre la munición que estaban en vigor antes en California fueron restituidas por el momento”, dijo en un comunicado la Asociación Nacional del Rifle (NRS por sus siglas en inglés), que había elogiado la orden del juez.

La ley, que entró en vigencia en julio pasado, obliga a las personas en California a que la tienda les revise sus antecedentes, lo cual implica la búsqueda de los nombres de los compradores en una base de datos del Departamento de Justicia del estado en la que se da seguimiento a las adquisiciones legales de armas.

Los activistas que defienden el derecho a poseer armas se quejaron de que los trámites de ley y los errores en las bases de datos han restringido injustamente las compras legales de munición.

El juez federal Roger T. Benitez, en San Diego, falló a favor de los activistas y aseguró que la ley “desafía el sentido común cuando se vuelve una carga indebida y seria que afecta los derechos previstos en la Segunda Enmienda de todos los ciudadanos responsables poseedores de armas que desean comprar munición legalmente”.

Aunque la ley tiene como propósito evitar que la munición llegue a manos de delincuentes, impidió ventas a compradores legítimos y respetuosos de la ley en 16% de las ocasiones, escribió Benitez.

Aismismo, Benítez determinó que la prohibición estatal a las importaciones de munición en California infringe las leyes federales que regulan el comercio entre los estados.

El fiscal general Xavier Becerra dijo en un documento presentado a la corte a principios de mes que las revisiones de antecedentes impidieron a más de 750 personas comprar ilegalmente cartuchos, de julio de 2019 a enero de 2020, sin incluir a quienes ni siquiera lo intentaron a sabiendas de que no tenían derecho a adquirirlas.

La ley obliga a los compradores inscritos en la base estatal de datos de revisión de antecedentes para poseer armas que paguen un dólar cada vez que compren munición, mientras que otras personas pueden adquirir licencias de largo plazo si no tienen ciertas condenas penales o problemas de salud mental.

Completar la revisión de antecedentes tarda un promedio de menos de cinco minutos, según documentos estatales presentados a la corte.

Fuente: Infobae

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.