Una madera suelta casi causa una tragedia en el Teatro

Mientras los músicos de la Orquesta Sinfónica de Salta brindaban el concierto programado para el viernes a la noche en el Teatro Provincial Juan Carlos Saravia, un listón de madera cayó desde el techo del escenario sobre el cornista Sergio Zelarayán.

La madera golpeó en uno de los brazos y en el hombro del músico, a cinco centímetros de su cabeza. Esa fue la distancia de lo que pudo haber sido una tragedia.

El siniestro ocurrió en la segunda parte de la presentación del cuerpo musical, cuando se interpretaba el primer movimiento de la sinfonía No. 35 en re mayor de Mozart. La función debió ser suspendida por el hecho, para proteger a los músicos.

El cornista sufrió contusiones en el brazo y hombro.

La Orquesta actuaba con la mitad de sus integrantes, por las medidas de prevención ante la pandemia, bajo la dirección de Yeny Delgado y la participación como solista invitada de la pianista maestra María Fernanda Bruno, quien al momento del accidente estaba en su camerino.

Explicaciones

Hasta ahora nadie sabe por qué estaba suelto el pedazo de madera que cayó en el escenario.

El listón mide unos tres metros y se precipitó de manera paralela al piso desde seis metros de altura, según dijo a El Tribuno el director del Teatro Provincial, Guillermo Clasadonte.

"No es una madera que usemos para fijar luces u otro tipo de artefacto, ya que para eso utilizamos soportes de metal", explicó el administrador.

"Evidentemente, estaba suelta. Estamos revisando videos de los espectáculos anteriores que se montaron en el teatro, que no fueron muchos por la pandemia, para ver cuándo pudo haber sido colocada", agregó.

Afirmó que el personal técnico del teatro es calificado y con basta experiencia. Aseguró, además, que periódicamente se cumple con un protocolo de revisión de las parrillas de luces y otras instalaciones del escenario.

"No sabemos qué hacía esa madera ahí, es como que estaba camuflada. No encontramos ninguna piola cortada o una estructura que la podría haber fijado", dijo el director del teatro.

"Descartamos que haya sido un atentado", aclaró.

Sobre el escenario cuelga la estructura para la parrilla de luces, que se encuentra a una altura de 20 metros, y a los 6 metros está la cámara acústica, que es de donde se estima que cayó el listón, seguramente movido por la vibraciones de la música.

Clasadonte dijo que durante la mañana del viernes hubo un ensayo de la Orquesta y en la oportunidad se hizo un chequeo del montaje del escenario y, está claro, no se detectó nada irregular.

 

Fuente: SALTA | http://www.eltribuno.info

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.