Vilas, capitán honorario de la Copa Davis

Guillermo Vilas, el mejor tenista argentino de la historia, recibió un reconocimiento de parte de la Asociación Argentina de Tenis (AAT) con dos nombramientos de por vida: capitán honorario de Copa Davis y embajador mundial del tenis argentino.
Vilas se encuentra en Montecarlo sin posibilidades de viajar a la Argentina y, frente a la incertidumbre por la pandemia de coronavirus, la Asociación decidió hacer público este reconocimiento para iniciar el camino hacia el centenario de la AAT, que culminará el 2 de septiembre de 2021.
Vilas, de 67 años, fue campeón de cuatro torneos de Grand Slam y conquistó un total de 62 títulos ATP en su carrera.
La iniciativa de estos premios surgió hace un tiempo (de Eduardo Puppo, periodista y amigo del exjugador) y se aprobó por consejo directivo en julio de 2018, aunque el anuncio se demoró porque no se pudo concretar un acto con la presencia de Vilas, quien atraviesa una enfermedad neurológica.
“Lo acepto y agradezco, no importa si llega tarde o temprano en mi vida, lo que importa es que se acuerden. Siempre traté de comportarme bien mientras representaba al país, haciendo lo mío o por la Copa Davis, una competencia que amé”, declaró Willy Vilas sobre su reconocimiento.
“No son las ironías del destino, para mí es más que simbólico y lo valoro por el respeto con el que me otorgan estas distinciones”, agregó el zurdo marplatense desde Montecarlo, donde reside desde 2017 con su esposa Phiangphathu Khumueang, oriunda de Tailandia, y sus cuatro hijos: Andanin (16 años, también es jugadora de tenis), Lalindao (10), Intila (9) y Guillermo Junior (3).
De esta forma, la AAT decidió “participar al Sr. Vilas y a su familia de manera simbólica a la distancia con el fin de completar los reconocimientos -en el marco del Salón de la Fama del Tenis Argentino- a la carrera del jugador más destacado de nuestra historia”.
Como complemento, se le entregó a Vilas la campera oficial de Copa Davis con su número histórico de representación y año del debut (Nº 22 / 1970) y el diploma correspondiente del Salón de la Fama como embajador y capitán honorario.
Por su parte, Agustín Calleri, extenista y presidente de la Asociación Argentina, manifestó: “Los jugadores de tenis que actualmente encabezamos la AAT conocemos la importancia de este tipo de reconocimientos y consideramos un honor que, a pesar de que no pudo ocupar físicamente estas designaciones en su momento, podamos valorar a Guillermo de la manera en que merece”. 

Fuente: El Tribuno

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.